jueves, 1 de diciembre de 2016

HISTORIA DE UNA PORTADA




Al fin he sacado un rato para escribir un post largo. Como había anunciado previamente, toca hablar sobre la portada de Lamia. Iré mezclando impresiones sobre el proceso con una explicación de la imagen final. 

Sobra decir que las portadas venden tebeos, o al menos invitan a que el lector potencial eche un vistazo al interior. Tengo una relación extraña con mis portadas, por un lado me encanta hacerlas, pero por otro generan mucho estrés. Suelen llevar dos o tres días hacerlas, pero ese par de días afecta de manera desproporcionada al trabajo de dos o tres años. Son días de emoción-tensión porque vas terminando y pavor por cómo lo terminas, exigen mucha concentración para que no se te pase nada.

 Siempre dejo la portada para el final, evito cerrarla pronto. No me gusta dibujar el tebeo teniendo presente cómo será la portada, creo que es una imagen que podría marcar el desarrollo de la historia y esta relación debería ser a la inversa. Por eso a lo largo del proceso apunto ideas, aunque sé que probablemente no sirvan para nada. Ocurrió lo mismo con mi libro anterior (Nela, 2013), mientras hacía el libro tenía presente a Nelita escondida entre dos cestas como una almeja, pero la portada definitiva se resolvió con una abstracción geométrica; un triángulo equilátero, dos líneas y los tres colores del tebeo. 


Al final, la simplificación geométrica gustó a algunos y decepcionó a otros, pero lo que es innegable es que ese diseño destacaba en la estantería de novedades. No me enrollo más con Nela, que ya le dediqué un post.

En Lamia también hubo un "plan A" que se fue al traste por dos motivos, uno técnico y otro conceptual. Consistía en hacer un pastiche imitando las cubiertas de las novelas baratas de detectives en los 40s-50s.

La idea era que una portada pintada destacaría entre las novedades y al romper con la estética del interior descolocaría al lector, esa pequeña incertidumbre sería un buen estado para entrar en la historia de Laia. Beto hernandez intentó algo parecido encargando a otro la portada de Chance in Hell y erró el tiro, en The Troublemakers mezcló su estilo con el rollo pulp y quedó algo mejor pero sigue estando a años luz de las portadas en las que no renuncia a su estilo. 


Hablemos de problemas que planteaba esta opción:

  1. Técnicos: destapar los acrílicos me puso en mi sitio, la última vez que pinté tenía 23 años y estaba en 3º de Bellas Artes, de eso hacen la friolera de 15 años (noooooo). Los portadistas de los 40-50 eran artistas-artesanos con una técnica muy depurada. En el mejor de los casos necesitaría un par de meses de ensayo y error para llegar a un nivel de imitación aceptable, pero eso sería conformarse, nunca llegaría al nivel de mi expectativa. Otro problema es que Lamia se editaría en tapa dura, imitar efectos de desgaste, esquinas dobladas ect quedaría ridículo sobre un cartón cubierto de papel brillante. Eso sólo funcionaría sobre un formato pequeño y tapa blanda.
  2. Conceptual: no soy amante de usar referencias en el cómic; canciones, camisetas con emblemas, posters, cuadros, títulos de libros en las estanterías, etc. Entiendo su uso, es una manera directa de describir a los personajes a través de sus gustos… pero casi siempre acaban hablado más del autor que del personaje. Esta portada tenía una doble referencia, la primera ya la expliqué (pastiche pulp), la segunda se refiere a una de mis (aquí está el problema) pelis favoritas “M el vampiro de Düsseldorf” que junto a “Perversidad” tienen ciertos puntos en común con mi historia. La referencia se hacía en el título, manteniendo igual la tipografía de Laia pero sustituyendo la “M” (LaMia) por la del cartel original de la película de Fritz Lang. Lo dicho, un juego de palabras entre título-nombre que en caso de entenderse (lector cinéfilo), cuenta demasiado y además planteaba un montón de problemas de diseño.

Una especie de boceto que hice con una foto de Claudette Colbert. Espejo y letras de sangre aparecen en la trama. Una chica mirándose al espejo es pura tradición, una imagen cargada de simbolismo (recomiendo la lectura de "Imágenes de silencio" Jordi Balló), si además el reflejo mira al lector... La idea era hacer un collage para usarlo como referencia de una pintura realista.



 Descartada esta idea (¡no pienso poner imágenes de mis pruebas de pintura!) me centré en las opciones que fui apuntando mientras hacía el libro.

De izquierda a derecha: la imagen de un feto en el útero (composición circular) / Primer plano de un reloj de bolsillo con un pequeño feto como eje de las agujas / Detective y policía prestos para la acción y la sombra de una serpiente proyectada en la pared. / Detective y policía cagados de miedo con la sombra de la serpiente proyectada sobre ellos, parecido a la portada del MAD #1 de Dios Kurtzman / Estampado de piel de serpiente que se resolvería con pintura realista y sobre ella un reloj (¿?) / Silueta de señora paseando con un carrito/ La última está en la parte de arriba, el hilo del que tiré para resolver la portada, un primer plano de la cara de Laia , aún con la “M” de Fritz.



-------------------------------------------INTERMEDIO------------------------------------------------------

 A un par de meses de terminar el interior, la editorial me pidió una portada para enseñar a los distribuidores y la nota de prensa previa. No soy partidario de quemar la imagen del libro con mucho tiempo de antelación, así que opté por hacer una alternativa utilizando la idea del feto.
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------



Vuelvo al proceso: la portada necesitaba una idea detrás de la imagen, seguía vacía, así que le busqué un propósito; que funcionara como un acertijo visual, adelantando algunos elementos de la historia : tiempo, radio y muerte.

 En la primera imagen, arriba izquierda, aparece la idea de la portada apuntada por primera vez. La segunda imagen es una primera versión.

La imagen de arriba es la primera versión de la portada, ahí el amante del diseño gráfico del skate ochenteno me hizo dibujar el título en plan gore. Pero reducir la masa de blanco de la esfera afectaba al equilibrio de la composición y tapaba el reloj. Además no estaba convencido de la legibilidad y tras un mini sondeo (Javitxu Astiberri, César el Fulgencio y Javi el brodel), modifiqué el título usando la tipografía del fondo a otra escala. Pero el skate no sólo trajo desastres, la idea de colocar un texto tras la imagen viene de una de mis tablas.
 

Fotos nefastas de móvil. CircleA “Anarchy” 1988. También conocida como “Summons”. Circle A era una marca muy punky que duró unos pocos años, el texto de detrás de la imagen es una citación judicial real. Un vecino denunció al dueño (y skater) de la marca por armar gresca en su patio trasero, donde tenía una rampa. Birras, canutos, cristales rotos, pelea, música y…skate.



Además, el texto del fondo (radio) me permitió integrar los créditos tanto en la portada como en el lomo. Evidentemente, no pude hacer esto sin la complicidad de la editorial, que me permitieron sacar el logotipo oficial.
Pliego de imprenta. Los grises se transforman al mostrar una prueba CMYK en pantalla.


Ya había comentado en el post sobre el diseño de personajes que la imagen de Laia surge de la mezclar un personaje pre-Dick Tracy de Chester Gould y dos actrices de los años 30-40: Claudette Coldbert y Myrna Loy. 
 
 Un poco de Myrna Loy que ya mostré una imagen de Claudette.
El formato de Lamia es enorme y la imagen de Laia es tan sintética que al ampliarla para la portada la imagen no acababa de funcionar. El primer plano (reloj) se confundía con el segundo (cara) dejando una imagen plana, en parte porque sólo quería usar dos tonos de gris para resolver la portada. Lo solucioné cambiando el registro icónico, en cristiano: hice una versión más realista de Laia apoyándome en las fotos de las actrices para componer los volúmenes de la cara a partir de una sombra de trama manual, recurso que aparece en el interior. El eje de la cara no coincide con el eje de la portada para que la esfera del reloj quedase más centrada y se viera mejor el brazo (fuera de plano) que lo sujeta.

 ----------------------------------------------

Poco más queda por decir, portada destripada. Si tuviera que resumir mi intención, diría que intenté diseñar una imagen impactante (destacar en la librería), armónica, acorde con el estilo del interior y que plantease una pregunta al lector que, con suerte, querrá saber cómo conectan los cuatro elementos.











martes, 29 de noviembre de 2016

RECOPILATORIO 4: reseñas, críticas, entrevistas...


Cuarto recopilatorio, las notas sobre Lamia se van espaciando, pero sigue el goteo. El post abarca las referencias de las últimas tres semanas que compromisos y eventos de promoción me han mantenido lejos del teclado. No están enlazadas en orden cronológico.

Reseña en galego de Eduardo Maroño para la web Tendencias (galicia confidencial).

Reseña de Óscar Senar en su web Viñetario.

Reseña de Sergio Benítez en la web La Fancueva. 

Entrevista/reportaje de Daniel Ausente para "Els Experts" programa de Catanluya Radio (podcast en Catalán, obviamente).

Portada de la revista especializada y gratuita "Z" (zona cómic), promovida por la asociación de libreros especializados. En el interior, un fragmento (cuatro páginas) de una extensa entrevista que saldrá más adelante, tras la avalancha de novedades navideñas, en la web Bilbao24h. Entrevista Kike Infame. La revista se consigue en red de la librerías afiliadas a zonacómic.


Reseña de Alex Serrano en el blog "Culpable y perdedor".

Entrevista para el blog de Roberto Sotómulo "Idiosincracia cotidiana". Es una transcripción de una entrevista oral.

Recomendación de la librería Burma (cómic y novela negra) dentro del programa "La hora del bocadillo" a partir del minuto 49:20.  Como casi siempre, vale la pena escuchar el podcast completo, entrevistan a un autor muy interesante, Antonio Hitos.

Reseña en inglés para la web Spanishbookstage.

Crítica/reseña de Diego Palacios Marxuach para la web "Libros y literatura".

Reseña de Octavio (Sapristi) Botana para la edición impresa de Mondosonoro.



Muchas gracias a todos los implicados en las reseñas, sin su tiempo y dedicación nuestros libros durarían dos semanas en la sección de novedades de las librerías.
Intentaré esmerarme en el próximo post y que no sea pura promo.  Ya estoy tomando algunas notas para hablar sobre la portada... ¡nos leemos en breve!







lunes, 21 de noviembre de 2016

DE GIRA


Saco un poco de tiempo para actualizar el blog, que lo tengo abandonado. Hasta diciembre no podré ponerme con un post largo (toca escribir el de la portada), pero sí que puedo robarle unos minutos al tablero para escribir algo sobre las giras de Lamia.
Lo primero que hay que decir es que este tour de presentaciones/firmas ha sido organizado y financiado por Astiberri ediciones y las librerías donde se llevaron a cabo.

La primera, Galicia-Madrid.

Galicia:
El tiempo acompañó en las tres citas, no usé el chubasquero en octubre, algo que tenía asustado al personal autóctono, el fin del mundo se acerca.

La primera presentación fue en Vigo, en la librería Banda Deseñada, regentada por Melo y Eva. La librería es amplia y con dos alturas, hicimos una presentación informal, con Melo presentando y preguntando sobre el tebeo. Casi fue una charla más que una presentación al uso ya que el público estuvo participativo. Por allí estuvieron algunos autores que veo cada X años, otros conocidos virtuales a los que al fin puse cara, y unos cuantos lectores nuevos. Con todos charlé y a todos les firmé un tebeo. Después de la presentación me fui a tomas una cerveza con Melo, Eva, Jacobo y Norberto Fernández y Andrés Magán, una mezcla interesante: la perspectiva comercial del librero/dinamizador cultural, un dibujante del mercado americano, un autor nacional de culto (no me canso de reivindicar esa joya que es "Aventuras de Cacauequi"), una joven promesa y yo, que no sé en qué punto estoy. Hubieron bastantes risas y la cerveza viene con pincho, lo pasé genial. Volviendo al hotel de madrugada sentimos la amenaza del buitre leonado que anida en Vigo, creo que escapamos porque la carne del dibujante sabe al plomo de la tinta.

De Vigo a Pontevedra, Presentación y firmas en la librería Paz, regentada por Cano. Paz es una librería generalista enorme y abarrotada, como las que recuerdo de niño (mis padres fueron libreros). Me pasaría un mes metido entre estanterías y contra-estanterías, de hecho, conseguí "Fluyan mis lágrimas, dijo el policía" que llevaba tiempo buscándolo. Paz tiene una sección enorme de cómic, literatura juvenil/infantil, novela negra, fantástica y CF. Tras la presentación fuimos a cenar y se nos unió Kiko da Silva, autor clave de la escena gallega y director de la escuela de cómic "El garaje hermético" en Pontevedra. Kiko lleva muchos años (Retranca)  no sólo dibujando, sino formando parte de asociaciones y conoce prácticamente a todo el mundo del tebeo. Además controla el tema fiscal y legal (contratos,  venta de derechos al extranjero, derechos de autor). Así que la conversación fue entre divertida (chismes) y reveladora, ya que tocamos temas de los que no se suelen hablar, didáctica y gestión incluidos. A ver si en la próxima visita preparo una charla para su alumnado. Pontevedra es casi tan acogedora como mi anfitrión, Cano y la organizadora de eventos Helena. El BNG gobierna el ayuntamiento desde hace años y tiene la ciudad como una maqueta, ojalá algún día pueda volver con más tiempo.

De Pontevedra a Coruña, presentación en la librería Alita. Sami y su hermano regentan dos "Alitas" en la ciudad. La Coruña es otro cromo, muy cuidada, pero tienen un problema serio de tráfico y aparcamiento. Sami me dió un paseo en coche por toda la ciudad (el tiempo apremiaba) y temimos varias veces por nuestra integridad física (ya en Pontevedra detecté que la peña le da gas al coche). Luego dimos un paseo a pie y almorzamos un bocata de calamares "deconstruido" que rivaliza con los de "El Brillante" en Madrid. Por la tarde ya hicimos la presentación/charla y firmas, magníficamente atendido por Toño que trabaja en Alita desde hace muchos años. Como casi todos los presentes habían leído el tebeo, hicimos un poco de spoiler, pero nada grave. Por la noche fuimos a cenar con los habituales de la librería y la autora Emma Ríos, de la que me llevo una charla excelente y un par de sus tebeos firmados; Mirror e I.D . Lujo gallego.
Melo y Eva, Cano y Helena, Sami y Toño me hicieron sentir como en casa, tanto que ya estoy tramitando la nacionalidad gallega. Qué envidia me da su festival, su premio Castelao, sus escuelas, el dinamismo de la ciudad y sus libreros... todos tienen sitio en mi casa cuando quieran cambiar de "aires", no digo "clima" porque aquello casi parecía verano en octubre, la lluvia llegaría un Madrid.

-------------------------------------------------------

Madrid:

Presentación y firmas en el Molar (libros , discos, tebeos, camisetas...). Como comenté, con  Madrid llegó el agua, la lluvia aguantó los tres días que anduve por allí. Recibido por Javitxu, editor de Astiberri que me prestó su ático (de lujo gallego a lujo vasco en Madrid) y me cuidó como a una Vedette.  La presentación estuvo moderada por David Muñoz (guionista de cine, tebeos y televisión, además de profesor y analista de guiones) que se la había preparado a conciencia, cada vez que miraba su libreta de soslayo, el pánico me obligaba a tomar un trago de cerveza. Sala llena, público variopinto: autores, editores, periodistas, aficionados e incluso una profesora hispanista americana experta en Galdós. Me hizo especial ilusión poner cara a gente que sigo desde hace tiempo; Óscar Palmer, Felipe H Navarro... Además de saludar a Borja Crespo, a mi colega de coleccionar skates Sergio y, sobre todo, reencontrarme (pura casualidad) con el autor argentino Lucas Varela, mi compinche en Angoulème.
Antes de marchar, tuve tiempo de ver todo lo que se exponía en Madrid, incluida "Animal Collective" la expo de tebeo autoeditado, colectivo y de vanguardia comisariada por "los fulgencios", César y Alberto. Un montón de referencias nuevas salieron de ahí. También saqué tiempo para tomar un café improvisado con Gerardo Vilches, que no le conocía. Pero quedó la pena de no conocer personalmente a Santiago García y Mireia Pérez... ¡el tiempo no daba para más!. Tuve un almuerzo largo con David Muñoz y no me fui sin enchufarme un bocata de "El Brillante", no me puedo quejar.
Impecable la atención y organización de la gente del Molar, que además selecionan con gusto, no pude evitar llevarme unos cuantos libros... MAL.

Tres semanas más tarde vendría el salón de Getxo...
---------------------------------------------------- 


A Getxo asisití invitado por la organización (con Borja Crespo a los platos) y mi editorial, Astiberri.
Tres sesiones de firmas y un coloquio con el club de lectura de la librería Joker fue mi participación oficial.

Club de lectura, a treinta spoilers por minuto.
Dibujando, que es gerundio.

La participación extraoficial fueron las comidas, cervezas, charlas, museos, pinchos y cervezas con el resto de autores/editores/divulgadores y el contacto con el lector, que siempre es revelador. En la foto falta un montón de personas que hicieron el fin de semana muy muy divertido: Koldo, Rubín, Jon, Elizabeth, los Kikes (Martín e Infame), Ana y Alex, Mr. Prior, Marta, Mamen, Susanna... y por supuesto los Astibérricos, que nos trataron a cuerpo de rey; Fernando, Begoña, Laureano, Hèlo, Iñaki "Vidalooka", David... lo malo de hacer listas es que siempre se quedan atrás un montón de personas, espero me sepan perdonar y se sientan incluidos en esta nota de agradecimiento.
En Bilbao hay diners, se nota al pasear y la expo permanente del Museo de Bellas Artes es espectacular, especialmente sus Hockney, Gordillo y Arroyo.
Del salón me fui con la sensación es que los lectores están contentos con Lamia, muchos me comentan que ya lo han leído un par de veces y que seguirán haciéndolo, eso para mí es lo máximo.

Poco más, en breve otro recopilatorio, el anuncio de otro viaje y el post sobre la portada.
¡Hasta pronto!

jueves, 27 de octubre de 2016

Recopilatorio 3: reseñas, entrevistas, críticas...


Tercer recopilatorio, incluye todo lo que he podido encontrar en los últimos quince días.

La primera aparece en el Diario de Cádiz. Ojo, aquí activo la alerta SPOILER. Si no has leído el tebeo, recomiendo que te la saltes por ahora.

La segunda entrada corresponde al blog de tebeos "Júralo por mi".

La tercera referencia es una entrada en la web "Crónicas literarias".

La cuarta reseña corresponde a la web Gentedigital (también apareció impreso en el Diario de Vigo)



Contra portada del diario canario La Provincia.


Muchas gracias a todos los implicados por su atención, tiempo y letras. 


martes, 4 de octubre de 2016

DISEÑO DE PERSONAJES

Llegamos a un punto delicado, diseñamos a los actores de nuestra historia. No me voy a extender demasiado, en este tipo de entrada lo que cuenta son las imágenes.
Yo era de los autores que necesitaba tener una visión clara de los personajes para desarrollar una historia, sin ese casting, me atascaba.  Pero como ya he comentado en un post anterior, en Lamia quise alterar mi proceso creativo habitual, de manera que me puse a escribir la historia sin tener una imagen clara de los personajes ni del desarrollo visual de las escenas. Todo eso llegó después, primero personajes (un par de meses), luego visualización de la historia. He hecho una selección de bocetos pero antes de enseñarlos, es de bien nacido ser agradecido, así que citaré influencias.
Como influencias conscientes en el dibujo, diría que la base de Lamia está en los expresionistas alemanes (Max Beckmann, Otto Dix y George Grosz) además del dibujante catalán Ricard Opisso y los diseños de Cruz Delgado para la serie "Don Quijote de la Mancha". Si nos ceñimos a los tebeos, aparte de la mochila de autores que conforman mi estilo y manera de contar, diría que Chester Gould fue la influencia más determinante en este apartado. Pero más que en Dick Tracy (aunque tenemos asesino con gadget y a Martí siempre en la retaguardia), me fijé en una serie anterior y muy poco conocida, "The girl friends". Para Laia buscaba el punto de fragilidad e inocencia que transmite una de sus protagonistas... luego había que darle otra vuelta para que emitiera algo de frialdad al mismo tiempo.







-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Algunos diseños de Lamia.